Secretos de un Alcanforero

Origen del Alcanforero

El Alcanforero (Cinnamomum Camphora) pertenece a la misma familia que los laureles. Su origen es asiático, concretamente de la zona del Este. Se desarrolla en las zonas de clima tropical y subtropical de Malasia, Taiwán y Japón.

En Japón, precisamente, es donde se hallan los ejemplares más majestuosos, quizás porque a muchos de ellos se les considera ejemplares divinos. En la cultura nipona existe la creencia de que las divinidades residen en elementos presentes en la naturaleza, entre los que destacan los árboles longevos. De ahí el motivo de la presencia de Alcanforeros de gran tamaño en el lugar.

Características

Se trata de un árbol perennifolio, por lo que se mantiene siempre verde. Está provisto de un follaje de color verde luminoso y sus flores, de reducido tamaño y color blanco amarillento, contrastan con la grandeza del propio árbol. Dichas flores aparecen a finales de primavera o comienzos de verano agrupadas en panículas corimbosas. Las  hojas tienen forma ovalada, además de estar agudas y dispuestas en espiral. Produce racimos de frutos negros parecidos a bayas.

Su crecimiento es relativamente rápido.

Las raíces son en gran parte superficiales. El ramaje es de grosor medio, de color marrón pálido o rosado, que se vuelve marrón claro en las ramas más longevas. Con un tronco corto y corteza, profundamente surcada, de color marrón grisáceo. Su perímetro puede alcanzar, e incluso superar, los 3 m (10 pies).

Plantación

Se trata de un árbol agradece la luz solar en abundancia, por lo que se cultiva a pleno sol. Para su plantación habrá que fabricar un gran agujero, de al menos 40 cm de profundidad, donde habrá que incorporar materia orgánica bien mezclada con la tierra. Se siembra a raíz desnuda con un primer riego importante, mínimo de 10 litros para una especie joven, de esta manera se fomenta el desarrollo de nuevas raíces y el asentamiento del terreno. Es importante protegerlo de fuertes vientos y heladas, debido a que el tipo de madera hace que sea susceptible a quebrarse.

La mejor época de plantación es la primavera o el otoño, evitando las bajas temperaturas.

Se adapta a todo tipo de suelos, aunque agradece aquellos ligeramente ácidos, frescos y con buen drenaje. No es una especie que necesite agua en abundancia, pero sí constante. Cuando todavía es joven precisará de más regadío como apoyo para su crecimiento, mientras que siendo adulto será suficiente con mantener una humedad constante sin que deba ser abundante.

No requiere de poda, únicamente habrá que eliminar ramas quebradas, dañadas o cruzadas. Es muy tolerante a plagas y enfermedades, debido a que el aceite que produce, el alcanfor, repele a un gran número de insectos.

Precauciones

El alcanfor (su aceite esencial) y la madera pueden causar irritación de ojos y piel si rozamos mucosidades con ella. El aceite esencial puede ser venenoso si se consume en grandes cantidades, llegando incluso a causar insuficiencia respiratoria.

Pero… qué es en realidad el alcanfor?

Se trata de un aceite que se extrae del árbol alcanforero, principalmente se su madera. Provee un gran aroma y una apariencia cristalina y cerosa.

Desprende un fuerte aroma, que puede servir como repelente de animales, principalmente para evitar que orinen en zonas en las que tienen por costumbre hacerlo.

Antiguamente tenía diversos usos, era utilizado especialmente como repelente de polillas o como remedio medicinal para inflamaciones musculares y dolores de cabeza. A día de hoy, la fórmula química del alcanfor ha sido estudiada y sintetizada sin utilizarla del árbol, con mayor concentración y rango de acción.

Propiedades y usos medicinales

De su madera se ha extraído tradicionalmente el famoso aceite de alcanfor, por lo que, además de ser residencia de los dioses, estamos ante un gran recurso medicinal con múltiples propiedades beneficiosas y diversos usos:

  • Se emplea en la elaboración de jabones para combatir el pelo graso.
  • Posee propiedades estimulantes contra la depresión.
  • Es un gran descongestionante.
  • Estimula la circulación.
  • Ambienta estancias con su agradable aroma, a la vez que ahuyenta los insectos.

Nuestros productos 

  • Vela de Alcanfor
  • Jabón de Alcanfor

Disponibles en nuestra tienda online:

También te puede interesar:

Velas Naturales Pazo de Rubianes https://www.pazoderubianes.com/velas-naturales-pazo-de-rubianes/

Nuevo Jabón de Camelia y Alcanfor https://www.pazoderubianes.com/nuevo-jabon-de-camelia-y-alcanfor/

Jabones Artesanales https://www.pazoderubianes.com/jabones-artesanales/

Nuevo Jabón de Camelia y Miel https://www.pazoderubianes.com/incorporacion-jabon-de-camelia-y-miel/

Cosmética de la Camelia https://www.pazoderubianes.com/cosmetica-de-la-camelia/

7 beneficios del aceite de camelia para tu piel https://www.pazoderubianes.com/7-beneficios-del-aceite-de-camelia-para-tu-piel/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*