Un jardín histórico en Galicia

Más de 4.500 ejemplares de Camelias, y todo tipo de diferentes especies botánicas que le dejarán asombrado. No sólo por su belleza natural, sino por la mano que las trabaja.

El ajardinamiento del Pazo de Rubianes se inicia a finales del siglo XVII con un proyecto de jardinería que abarca el entorno más cercano al palacio y la zona conocida como estanque de las ranas. Fue a lo largo del siglo XVIII cuando se realizan las más importantes actuaciones en lo referente al ordenamiento de los cultivos e incremento de áreas ajardinadas. La pasión por la jardinería se fue contagiando de padres a hijos y durante todo el siglo XVIII y XIX se sucedieron los nuevos proyectos de jardinería con la introducción de especies que hoy se han convertido en auténticos monumentos vegetales: los magnolios, calocedros, criptomerias, eucaliptos, alcanfores, fresnos, araucarias, robles, alcornoques, camelias y muchas otras especies que hoy pueblan el parque botánico del Pazo de Rubianes y cuentan los años por centenares.Sin duda, el jardín del Pazo de Rubianes es un jardín de camelias, un jardín de invierno…estación en la que brillan las más de ochocientas variedades de camelias en flor que convierten este jardín en un entorno único en Europa.

“La pasión por la jardinería se fue contagiando de padres a hijos.”
Gracias a esa pasión, el Parque Botánico del Pazo de Rubianes hoy es Jardín de Excelencia Internacional de la Camelia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies