La polémica de los eucaliptos

En este pequeño artículo intentaremos aclarar una de las polémicas que más suele aparecer siempre que hablamos de la introducción del eucalipto en España.
No es la primera vez que alguno de nuestros visitantes nos pregunta ¿Quién fue la persona que trajo por primera vez los eucaliptos a España?.

Comenzamos por el descubrimiento y la llegada al continente Europeo.

 

Según Robin W. Doughty, el eucalipto fue introducido en Europa en 1520 proveniente de la isla de Timor por exploradores portugueses y holandeses, en donde recogieron Eucalyptus alba y urophylla.

La teoría más estudiada relata los viajes del capitán Cook. Durante la travesía original a bordo del Endeavour, (1768 y 1771) se recolectaron las primeras especies de eucaliptos.

En concreto durante la primavera de 1770 el botánico Joseph Banks y su amigo Daniel Carl Solander, colaborador de Linneo, recogieron las especies (eucalyptus gummifera y eucalyptus platyphilla).

La expedición más famosa del Capitán Cook por el Pacífico fue la tercera, que se realizó entre los años 1776 y 1779. Durante esa campaña estuvo acompañado por W. Anderson, quien identificó en la isla de Tasmania el eucalipto, pero con el nombre de Aromadrendon; por las propiedades aromáticas de su madera, y lo introdujo en Europa con ese nombre en el año 1777.

Eucalyptus Platyphilla

En el famoso año de 1789, el botánico francés L´Heritier describió el género eucalyptus durante una estancia de trabajo en el Museo Británico de Londres, en donde estudió el material recolectado durante la tercera expedición de James Cook.

Para descripción del género utilizó Eucalyptus obliqua con material herborizado por William Anderson en la isla de Bruny al sur de Tasmania.

El nombre de eucalyptus significa <<bien oculto>> debido a que sus verticilos florales están ocultos dentro del opérculo. (Brooker & Kleining, 1990).

En Inglaterra comenzaron a plantar el árbol dándole un uso ornamental, pero pronto se comenzó a valorar la rapidez con la que crecía para su empleo en plantaciones y posterior utilización como materia prima.

Joseph H. Maiden

Joseph H. Maiden director del jardín botánico de Sidney fue quien examinó la mayoría de las especies de eucaliptos australianas.

Su obra de ocho volúmenes titulada<<A Critical revision of the genus eucapyltus>> se convirtió en referencia durante cincuenta años.

Otro personaje importante en el conocimiento y divulgación de los eucaliptos fue William F. Blakely, jardinero del jardín botánico de Nueva Gales del Sur, quien publicó un libro que sintetizaba el escrito por Maiden titulado <<Key of the eucalyptus>> convirtiéndose en un referente fundamental para el conocimiento de estos árboles.

En España el eucalipto se introduce en la granja de agricultura de Barcelona entre 1860 y 1866 por parte de un farmacéutico de Tarrasa llamado Pedro Antonio Ventalló y Vintró.

Pedro Antonio Ventalló y V.Cusó escribieron también un libro titulado <<Los gomeros de Australia y la repoblación forestal en España>> (1877) y aquí nace la polémica.

Fray Martín Rosendo Salvado

Algunos autores datan la introducción del eucalipto en España en el año 1846, durante el primer viaje a Australia del misionero benedictino fray Martín Rosendo Salvado, que se marchó a ese país por primera vez en el 46 para crear la diócesis de nueva Nursia, y regresó en 1848.

De ese primer viaje llegaron, supuestamente, las primeras semillas de eucalipto como regalo para su familia, que eran de Tuy, en la provincia de Pontevedra.

Otros autores datan ese regalo del árbol más majestuoso de toda Oceanía, como lo describían por entonces, en el año 1863, pero ese año no coincide con ninguno de los tres viajes que realizó el monje benedictino a Australia.

Hay investigadores como Francisco Díaz-Fierros Viqueira (2001), que rechazan esa teoría del misionero gallego y sugiere que el eucalipto podría haber llegado a Galicia gracias a un padre dominico que vino de Filipinas o a un representante español en Oriente, como indican las fuentes de donde extrajo la información.

Pedro Javier Silva Pando, del centro de investigación forestal del Pazo de Lourizán, descubre de manera casual una carta escrita por el antiguo director del jardín botánico de Madrid (Mariano de la Paz Graell) a un naturalista conocido de Ferrol, Victor López Seoane, en la que redactaba la existencia de un eucalipto en Santa Marta de Ortigueira, donde veraneaba, que debería tener unos 25 años según la descripción que se hace del árbol en la carta .

La carta fue escrita en 1876 por lo que el árbol se habría plantado en 1850.

Este misterioso árbol de Ortigueira se supone que llega a través de Portugal, porque allí llegaron antes que a España.

Fray Martín Rosendo no habla de los eucaliptos en sus escritos hasta 1867. Pero no se sabe quien lo plantó por primera vez.

El polémico árbol comenzó a introducirse en jardines botánicos y pequeñas plantaciones para su estudio y utilización como árboles ornamentales.

Eucalipto formación en pata de elefante del jardín del pazo de Rubianes.

En los años 40, tras la Guerra Civil, fue cuando se impulsó la plantación de eucaliptos y pinos como método para substituir los bosques de España y hasta nuestros días que se utilizan para la creación de pasta de papel en las industrias de celulosa, método descubierto por los portugueses, que importamos a España.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*