Camellia sasanqua

Aceite de camelia contra las arrugas

Como hemos comentado en anteriores ocasiones, esta flor de origen oriental que tanto mimamos en los jardines del Pazo de Rubianes, es una panacea para prevenir la flacidez de la piel y reparar las arrugas ya formadas en el cuello.

El Aceite de camelia y las arrugas

Arrugas Cuello

Para todas las mujeres, el cuello es una zona «crítica» y sujeta a un envejecimiento prematuro debido a que está muy expuesto a la luz, a la intemperie y en especial a la tensión mecánica. El cuello es sostenido por músculos diseñados para resistir los esfuerzos necesarios para mantener la cabeza y sus movimientos, y también para ayudar a los movimientos de los hombros y la espalda superior. El platisma, el músculo superficial que soporta la barbilla y da forma al cuello, es una delgada pero resistente lámina, que parte desde la barbilla y llega al esternón; si pensamos que este músculo y la piel que lo cubre, realizan miles de estiramientos durante todo el día, se comprende con qué facilidad estos tejidos pierden firmeza y tonicidad.

También las fluctuaciones de peso tienen su importancia en la firmeza de los tejidos del cuello: los aumentos de peso y las subsiguientes dietas, aumentan el riesgo de arrugas y facidez en esta delicada área.

Camellia sinensis y Camellia sasanqua

Camelia Siniensis

A cualquier edad, pero principalmente después de los 40 años, la carta ganadora para la belleza del cuello, es el uso de aceites vegetales ricos en vitamina E, y en particular aquellos obtenidos a partir de las semillas de camellia sinensis (la planta del té), y los pétalos de camellia sasanqua, nativa de Japón: ambos son ricos en ácidos grasos Omega 3 y 6 ácidos grasos, tocoferoles y principios antioxidantes. Estos aceites penetran profundamente sin dejar un efecto graso: no por azar los han utilizado durante siglos las mujeres orientales, para la belleza de su piel y cabellos.

Un elixir para las pieles maduras

Nuestro aceite de camelia 100% natural, rico en ingredientes calmantes, es particularmente indicado para el tratamiento de las pieles maduras que necesitan firmeza e hidratación.

Cómo aplicar el aceite

El cuidado ideal consiste en realizar todas las noches un masaje con el aceite de camelia, en el rostro, cuello y escote.

Una vez a la semana conviene hacer una exfoliación en la barbilla y el cuello, para reducir microarrugas y dar firmeza a los tejidos. En este caso el aceite de camelia también viene en nuestra ayuda. Mezclar una cucharada de fondos de café, una cucharada de arcilla verde, una cucharada aceite de camelia y 3 gotas de aceite esencial de jengibre hasta obtener una crema suave. Aplicarla en el cuello desde la mandíbula hasta el esternón, dejar actuar durante 10 minutos, luego masajear un par de minutos y enjuagar. A continuación, aplicar este ungüento que proponemos, también preparado a partir de aceite de camelia.

Un ungüento milagroso para la piel

Después de la exfoliación (y también como tratamiento nocturno), aplicar en la barbilla, cuello y escote este ungüento que evita la pérdida de elasticidad de los tejidos, especialmente después de los 40 años. En 50 ml de aceite de Camellia sinensis añadir el contenido de 2 de perlas de aceite de borraja y 5 gotas de aceite esencial de ginseng, que estimula la regeneración de tejidos. Emulsionar bien y utilizar 5 gotas del compuesto para hacer masajes cada noche, después de limpiar y tonificar. Mantener el producto en el refrigerador en un frasco de vidrio oscuro, no más de 15 días.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*