Leyendas sobre las camelias

Las leyendas sobre las camelias y su lenguaje en el mundo de las flores

Existen varias leyendas sobre el significado y el nacimiento de las camelias, todas originarias de Oriente. Aquí dos de las más conocidas.

Leyenda de Susanowo

Leyendas sobre las camelias

En un antiguo libro japonés, en el que se narran las vicisitudes de Susanowo o Susanoo, dios del viento, la lluvia y los huracanes en la mitología japonesa, se cuenta que se vio obligado a vivir en un reino gobernado por una serpiente maligna con ocho cabezas. Cada año la serpiente exigía el sacrificio de la doncella más hermosa del reino, pero un día Susanowo, cansado de esa vida de abuso, decidió liberar al país del monstruo, y entró en el reino de ultratumba, donde creó una espada, encerrando en su interior un rayo de sol.

Camelias Pazo de Rubianes

Cuando regresó a su tierra, fue con su espada a la entrada de la cueva del monstruo, para esperarlo en calma, mientras una larga procesión acompañaba a la princesa Kushinada-Hime «princesa del arroz» a sacrificarse por su pueblo. La espera no fue larga porque al amanecer, la serpiente apareció desde el fondo de su cueva; en ese momento todos los habitantes del reino temblaron y huyeron ante su rugido, pero Susanowo, que continuaba manteniendo la calma, aguardó el momento adecuado para abalanzarse sobre la serpiente y empezar una terrible lucha.

Después de varias horas de combate Susanowo venció a la serpiente, se acercó entonces a la princesa y, pidiéndole matrimonio, apoyó su espada ensangrentada en la hierba, que comenzó a ponerse roja. De esa mancha apareció un arbusto con hojas brillantes y flores de color blanco con algunas pequeñas manchas rojas. Las flores fueron llamadas Tsubaki o rosas de Japón y su característica era la de no perder los pétalos, sino desprenderse completamente de la planta al marchitarse; a partir de ese momento, la «Rosa de Japón», simbólicamente ligada a la leyenda de Susanowo, representó el sacrificio de cada joven vida, en memoria de las princesas víctimas de la crueldad de la horrible serpiente.

La leyenda de Bodhidharma

Leyendas sobre las camelias

Según otra mítica historia oriental, cierta vez Ta-Mo, 28° patriarca del budismo, también conocido por el nombre de Bodhidharma y fundador de la escuela Chan, se quedó dormido durante una de sus meditaciones. Para castigarse por lo sucedido decidió cortarse los párpados para así no poder cerrar los ojos durante sus futuras meditaciones. En el punto donde echó sus párpados a la tierra, nació una planta de Camellia de té, cuya infusión le ayudó a mantenerse despierto. Y no todo el mundo sabe, en efecto, que a partir de las hojas secas de una camelia especialmente cultivada, se prepara en infusión un exclente té.

La camelia en el el lenguaje de las flores

Camelia Pazo de Rubianes

En el lenguaje de las flores y las plantas, la camelia simboliza en general la estima, la admiración y la belleza perfecta no exhibida; la razón de este significado se debe a la textura de la flor que, como se mencionó anteriormente, no pierde los pétalos, asociándose con las personas sólidas que saben afrontar los sacrificios de la vida.

Sin embargo, como sucede a menudo con otras flores, su significado puede cambiar dependiendo del color:

  • La camelia blanca simboliza sentimientos de estima, gratitud y admiración.
  • La camelia rosada simboliza el deseo de tener más cercana a la persona a quien se le regala.
  • La camelia roja simboliza el amor y la esperanza.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*