El cabello y el aceite de camelia

El aceite de camelia para el cabello

Con su color dorado y su textura ligera, el aceite de camelia ha sido durante siglos el secreto de la legendaria belleza del cabello de las mujeres japonesas.

aceite camelia cabello

En Japón, el aceite de camelia se utiliza comúnmente como un acondicionador, mejor aún si se aplica sobre el cabello húmedo, como después de ducharse. Cuánto aplicar es una cuestión de preferencia personal. Sólo con unas pocas gotas es suficiente, aunque puedes aplicar tanto como quieras. Las geishas y maikos utilizan una cantidad mayor, para lucir el tradicional cabello brillante que prefieren.

Para el cabello difícil, también se puede aplicar antes del champú, para desenredarlo y hacerlo más manejable.

La lista de beneficios del aceite de camelia para el cuidado del cabello es larga:

Aceite puro y sin aditivos extraído de las semillas de nuestro jardín de Camelias

  • Suaviza el cabello y lo hace más manejable
  • Restaura el brillo natural del cabello
  • Ayuda al cabello a retener la humedad.
  • Constituye una barrera contra los contaminantes ambientales
  • Repara el quiebre y los extremos partidos
  • Es un tratamiento para el cuero cabelludo seco y la picazón
  • Ayuda a prevenir la caspa
  • Trata el daño producido por permanentes y coloraciones

¿Cómo utilizar el aceite de camelia para el cabello?

Cómo usar el aceite de camelia

Para el cuidado diario

Secar el cabello con una toalla despues de lavarlo. Poner unas gotas de aceite de camelia en las palmas de las manos y extenderlo comenzando por la parte superior de la cabeza, aplicándolo sobre el cabello y luego masajeando el cuero cabelludo con las yemas de los dedos.

Prestar especial atención a los extremos del cabello, que tienden a estar más secos y más sujetos a rotura y daños.

También se puede aplicar sobre el cabello seco.

Como tratamiento intensivo

Como un tratamiento intensivo, el aceite de camelia ayuda a restaurar el brillo del cabello y tratar el daño producido por el calor, las permanentes y las coloraciones.

Aplicar unas gotas en el cabello antes de lavarlo. Cubrir con una gorra de ducha, y envolver con una toalla (para mantener el calor) durante 20-30 minutos. Se puede extender este tiempo hasta una hora; luego lavar con champú y enjuagar como de costumbre.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*